pago en efectivo

Nuevo límite en los pagos en efectivo, cuando en la operación interviene un empresario o profesional


Desde el pasado 11 de julio, la Ley 11/2021 ha reducido el límite aplicable a los pagos en efectivo:

  • El límite general ha pasado de 2.500€ a 1.000€, siempre y cuando una de las partes que intervenga sea un empresario o profesional.
  • En el caso de operaciones en las que el cobrador sea un empresario o profesional residente en España y el pagador sea un particular residente fuera de España, el límite pasa a ser de 10.000€ (en lugar del límite anterior que era de 15.000€).

Dichos importes incluyen el IVA de la operación.

Se entiende por pagos en efectivo a los pagos en metálico, con cheque bancario al portador o cualquier otro medio de pago al portador.

No quedan afectados por dicho límite los pagos mediante cheque bancario nominativo, tarjetas de crédito o débito, o transferencia bancaria, ni las operaciones realizadas entre particulares.

La Administración Tributaria ha dado respuesta a las siguientes cuestiones, que pueden plantearse respecto a la aplicación del indicado límite:

  • El importe límite es sobre el total de la operación: si un empresario vende un determinado bien a un particular residente por 1.800€, y recibe 800€ en metálico y 1.000€ mediante tarjeta de crédito, se está incumpliendo la normativa establecida respecto al límite de pagos en efectivo. El límite de 1.000€, se refiere al total de la operación, independientemente de que el importe satisfecho en efectivo sea inferior.
    Por lo que esta operación no podría pagarse una parte en metálico.
  • Desglose en varias facturas de una operación única: si una operación única se desglosa en varias facturas diferentes, todas ellas inferiores a 1.000€, se está incumpliendo la normativa, ya que el límite de 1.000€ se aplica sobre el total de esa operación única.
  • Facturas recapitulativas: si en una misma factura se incluyen diversas entregas de bienes o servicios, todos ellos independientes entre sí, la limitación del pago en efectivo, también se aplica de forma independiente para cada bien o servicio. En este caso, las partes intervinientes, deben poder justificar que se trata de operaciones independientes entre sí, para acreditar que el límite del pago en efectivo no debe aplicarse a la factura recapitulativa.
  • Alquileres: en los alquileres, el límite de los pagos en efectivo hace referencia al momento en que son exigibles, de acuerdo con el contrato de alquiler. Si los alquileres son exigibles cada mes, según el contrato, el límite de los pagos en efectivo debe referirse al alquiler mensual satisfecho; y si este no supera los 1.000€ mensuales, puede satisfacerse en efectivo.
  • Ingresos en cuenta corriente bancaria: no se considera que se ha realizado un pago en efectivo, si el importe recibido por un empresario de un cliente en metálico, se ingresa en una cuenta corriente bancaria del empresario vendedor, identificando la operación o número de factura a que hace referencia el pago y el cliente que ha realizado dicho pago.

El incumplimiento de realizar pagos en efectivo superiores a 1.000€, conlleva una sanción del 25% del importe pagado en efectivo. Esta sanción se reduce en el 50%, si se paga la sanción y no se presentan recursos ni alegaciones contra ella.

La Administración Tributaria puede exigir esta sanción a cualquiera de las dos partes intervinientes en la operación, pero no a ambas. Prescribiendo el plazo para sancionar a los cinco años desde la fecha del pago en efectivo.